Tarta de Queso con Arándanos

 

Una tarta fría para no tener que encender el horno ¡deliciosa!

 

Ingredientes

 

  • 500 ml Nata  para montar
  • 6 hojas de Gelatina
  • 3 cucharadas de Azúcar
  • 2 Paquetes de Queso de Untar tipo Philadelphia
  • 200 gr Galleta
  • 150 gr Mantequilla

 

Así se hace…

 

Derretimos la mantequilla al microondas. Mientras trituramos con batidora o robot de cocina todas las galletas. Mezclamos con la mantequilla muy bien y forramos el fonde del molde que querramos usar. Apretamos para formar una base sólida y compacta. Metemos al frigorífico mientras hacemos el resto de la tarta para que vaya endureciendo.

 

 

Metemos las hojas de gelatina en agua fria y dejamos en remojo mientras hacemos el siguiente paso.

 

Con una batidora, montamos la nata. Luego echamos las dos terrinas de Queso y el azúcar. Seguir batiendo hasta que todo quede bien mezclado.

 

 

Calentamos 1 vaso de agua. Sacamos de remojo las gelatinas y las disolvemos en el vaso de agua caliente. Cuando esté bien disuelta, echamos el vaso de agua a la mezcla de nata y queso. Continuar batiendo hasta que todo quede bien integrado. (Ahora la mezcla queda muy líquida, es normal).

 

Verter esta mezcla en el molde y dejar enfríar unas horas en el frigorífico hasta que quede bien cuajado.

 

 

Cuando esté frío, echarle un bote de mermelada de arándanos por encima.  (Lo ideal sería batir la mermelada con la batidora para que quede una crema muy fina. También puedes echarle gelatina para que quede a modo de espejo.)

 

 

Una vez bien cuajada la tarta  (tras varias horas de reposo en el frigorífico). Desmoldar y servir.

 

 

Nota: Con estas cantidades sale para una tarta de unos 24 cm. Sale bastante grande

Nota 2: Es importantísimo la mermelada  que se le eche, ya que la tarta en sí tiene un sabor muy suave, va a ser la mermelada la que le de el máximo aporte de sabor, por ello, seleccionar una que sepáis que sale buena y de color intenso.

 

 

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...